REMEDIO PARA CALLOS - REMEDIOS CASEROS-MEDICINA NATURAL



gún estudios, durante toda la vida una persona camina aproximadamente al menos112.500 kilómetros

A  pesar de este esfuerzo, los pies suelen ser la parte del cuerpo más descuidada y no nos acordamos de ellos hasta que se nos presenta algún problema como los callos y los clavos.
Los callos aparecen como una  respuesta de protección contra una fricción o presión repetida, normalmente a causa de zapatos inadecuados.
 

Los callos, también, pueden presentarse en las manos por el constante uso de alguna herramienta.  Sin embargo, los callos de los pies son los más dolorosos y molestos y quienes lo tienen, buscan desesperadamente, deshacerse de ellos.
No se debe confundir los callos con los clavos.  Éstos últimos son bultos córneos de piel con un núcleo central de queratina endurecida que duele si se presiona hacia adentro.  Los clavos aparece, en términos generales, sobre las articulaciones de los dedos y en las plantas de los pies justo por detrás de los dedos.
Los callos, con relación a los clavos, son más grandes (aproximadamente de2,5 cm de largo)  Tienen una parte gruesa de piel muerta y aparecen debajo del talón, al lado del dedo gordo y sobre un juanete.
Ambos pueden tratarse de igual manera y por ello les presentamos algunos remedios caseros y populares que ayudan a aliviar e incluso librarse, del todo, de ellos.

Remedios populares

Remedio para callos #1:Existen diferentes remedios populares con respecto a los callos tal vez el más tradicional consiste en rascarlos suavemente con piedra pómez, luego frotarlos con una cebolla cruda cortada por la mitad y finalmente colocarle encima unas gotas de tintura de árnica.
Remedio para callos #2:Este remedio tradicional consiste en colocar sobre el callo un diente de ajo machacado (o puede combinarlo con aceite de oliva) lo cual favorece su reblandecimiento y desaparición. Al final debe cubrir con tela.
Remedio para callos #3:Otro forma de combatir los callos es elaborando una pasta al triturar 5 ó 6 aspirinas y  mezclarlas con una cucharada de agua y jugo de limón el cual debe colocarse sobre los callos y envolverlos en una toalla caliente por 10 minutos.  El calor hará que la pasta penetre y suavice los callos.  Finalmente, rásquelos con una piedra pómez.  De esta forma, podrán desprenderse con más facilidad.
Remedio para callos #4: Hacer macerar, aproximadamente por veinticuatro horas, varias hojas de puerro en vinagre de vino, y aplicarlas sobre el callo, que se extirpará luego con suavidad con un instrumento no cortante y desinfectado

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada